viernes, 22 de octubre de 2010

He soñado tenerte a mi lado, y abrazarte y besarte... y me he despertado con esa canción que me recuerda a ti. Y por un momento, he sentido el bienestar del cielo y la calidez del infierno fundiendose en mi cuerpo.

¿Cómo describir esta sensación?,
cada acción una emoción.
;)

jueves, 14 de octubre de 2010

Esa tarde, un cielo gris y plomizo oprimía la ciudad, obligándonos a vivir en un eterno crepúsculo. Las almas y los ánimos de las personas parecían haber volado a otro lugar. Un cigarrillo consumiéndose lentamente era nuestra única garantía de que el tiempo no se había parado. Aún seguíamos en el mundo de los vivos, aunque nuestros cuerpos parecían vagar sin rumbo por lugares donde en el pasado corríamos y jugábamos alegremente. Aquel cielo y aquellas nubes parecían haber atrapado todo nuestro bienestar y nuestra esperanza. Me vi sentado, con la espalda encorvada, mirando fijamente un punto en el suelo, y en ese instante, lo entendí todo y al mismo tiempo no entendí nada. Había crecido, ya no era un niño inmaduro, debía empezar a plantearme propósitos mucho mas seriamente de lo que había hecho hasta entonces. Tuve el valor de empezar de cero y ver las cosas desde un punto de vista diferente. Así llegué a ser como soy.

miércoles, 29 de septiembre de 2010

Hay un punto en tu vida, en el que te das cuenta: quién importa, quién nunca importó, quién no importa más, y quién siempre importará. De modo que no te preocupes por la gente de tu pasado, hay una razón por la que no estarán en tu futuro...

viernes, 17 de septiembre de 2010

Felicidad

Todo el mundo tiene una historia con respecto a su nacimiento, un mito. ¿Quieres conocer a alguien (su mente, su alma, su corazón...)? Pídele que te hable de cuando nació, lo que te cuente será verdad o mentira, pero será una historia, y nada es tan revelador como una historia.
Yo mismo me doy cuenta, e incluso aprendo cosas de mí mismo en mis "historias". Noto en el texto cuándo he tomado prestada una frase que no era mía o cuándo, mientras escribía, me ha asaltado un pensamiento en la cabeza y me he despistado unos segundos. Cuándo estoy alegre, cuándo triste y sobretodo me doy cuenta cuándo he escrito algo que verdaderamente sentía y cuando he escrito algo "por escribir". Llevo toda mi vida conmigo y la verdad es que me conozco bastante bien; pero ahora quiero conocerte a tí, tu alma, tu corazón... Querría saber si hay un rinconcito para mí en él. Porque te he amado y te he esperado desde que nací, querría conocerte al fín.

viernes, 3 de septiembre de 2010


Yo soy la arena, tu eres el agua que tira el castillo, pero no me importa, siempre que quieras ven a jugar conmigo. Te quiero (L)

lunes, 9 de agosto de 2010


Cuando le mostraron a su hija en coma, las lágrimas del rey dejaron surcos de sal en su rostro

jueves, 29 de julio de 2010

¿sí o no?

Es extraño cómo el amor se va abriendo paso poco a poco en la vida de las personas.
Yo creo en el destino; pienso que de alguna forma lo que vamos a hacer en la vida, lo haremos de un modo u otro. Todas las decepciones, fracasos, alivios, sensaciones de alegría y bienestar, o de tristeza... Todo lo vamos a sentir queramos o no y éso no se puede cambiar. Cada estado de ánimo depende de nosotros y de los que nos rodean, aunque creo que todos los días hay un instante en la vida de todas las personas en el que nos es posible cambiar todo lo que nos hace infelices, y es en ese momento en el que un sí o un no pueden cambiar toda nuestra eternidad.
Parece imposible que algo tan insignificante pueda cambiar tanto pero aun así, yo creo que es cierto. Hace tiempo me propusieron hacer algo, yo dije sí y hoy esa decisión a cambiado bastante mi vida. A veces me pregunto qué hubiera pasado si hubiera optado por negarme a dicha proposición. Pues probablemente... el amor no hubiera llamado a mi puerta.

jueves, 17 de junio de 2010

Cuando uno se enamora y empieza una relación con otra persona siente que esa persona es única, es perfecta, es especial... Pero en algún momento de la historia nos preguntamos sobre su pasado, si es tan buena, ¿porqué nadie se dio cuenta antes? ¿porqué otras personas la dejaron escapar? Tal vez no supieron valorar su valía o quizás nadie llegó a conocerla lo suficiente o no se paró a conocerla lo suficiente como para saber apreciarla realmente... Hay diversas posibilidades pero, ¿realmente sabemos valorar algo cuando lo tenemos? ¿sabría yo valorar lo importante que es esa persona o que puede llegar a ser para mí? Dicen que solamente apreciamos algo cuando lo perdemos; yo lo tengo claro, no quiero arriesgarme, en estos momentos sé que es lo suficientemente importante para mí como para ni siquiera intenter perderla y, en mi opinión, creo que eso significa que ya la aprecio lo suficiente.

Una opinión sobre la perfección

Perfecto... Una vez me dijeron que yo era perfecto, algo que negué con rotundidad, y no por ser modesto sino porque no me gusta la perfección: Todo lo que es perfecto implica monotonía, y no quisiera ser así. La perfección, además, implica también estar en lo más alto, en la cumbre, algo que tampoco me gusta ya que, al haber llegado a la cima solamente puedes bajar, y lo verdaderamente emocionante está en ir subiendo cada día, intentar superarse a sí mismo y no rendirse nunca en la escalada. Porque siempre habrá alguien un poco mejor, alguien que aunque no sea conocido puede ser o llegar a ser mucho mejor de lo que yo he sido nunca. Por tanto yo no soy perfecto, quizás sea el mas perfecto que esa persona ha conocido hasta ahora pero, en cualquier caso, siempre habrá otra mejor, aunque no se sepa quién es.

miércoles, 2 de junio de 2010

Un pétalo de amor

Aquella tarde ignoraba que mi vida estaba a punto de cambiar, él vino a buscarme, y esta vez me trajo una flor. Era dulce, romántico... especial. Me dió la flor y, mirándome a los ojos, me prometió que cada vez que arrancara un pétalo, él me daría un beso. Así pues, iba arrancando pétalos y él me iba besando hasta que llegó la hora de irse y sólo quedó uno. Él me dijo que guardara ese último pétalo para otro día, que debía irse corriendo porque era tarde. Insistió mucho en ello y al final me resigné, y me quedé sin beso y con una flor de un solo pétalo.
Al día siguiente me enteré de la noticia: él había muerto en un accidente de tráfico, lo había atropellado un borracho. Afligida, desilusionada y sin ningún motivo para salir de mi habitación, me encerré allí con la intención de no salir nunca. Fue mi culpa, yo insistí en que se quedara y por eso al final llegaba tarde y tuvo que salir corriendo. Nunca me lo perdonaré.
Mis padres insistían tras la puerta para que la abriera y saliera a comer, pero no tenía hambre, ni sed, sólo tenia ganas de llorar, de estar con él, de abrazarle y sentir mi cabeza en su pecho...
Un día después me decidí a salir a escondidas, me llevé la flor que me dejó y me fui a nuestro lugar. Me senté allí, melancólica, mirando la flor e imaginándomelo a él. Tantas cosas que habíamos vivido y se había marchado para siempre dejándome sola. Llena de desesperación, decidí arrancar ese último pétalo de la flor mientras una lágrima resbalaba por mi mejilla. Cerré los ojos con fuerza y dejé que el viento me meciera el pelo. De repente noté como si alguien estuviera a mi lado, estaba temblando, no quería abrir los ojos y sentir que, en realidad, no había nadie. Yo sabía que era él. Noté que me dió un beso en los labios y me dijo al oído “te querré siempre”. Después, presa de la incertidumbre, abrí los ojos y, como sospechaba, no había nadie.
¿Fue mi imaginación? ¿Mis sentidos me habían engañado? No. Yo sabré siempre que aquello fue real, y que él vino y cumplió su promesa de darme un beso por cada pétalo, incluso cuando ya no había esperanza de que viniese, que él estuvo allí, conmigo, en nuestro lugar. Besándome y susurrándome al oído. En aquel momento supe que debía seguir mi camino y que él se convertiría a partir de entonces en mi ángel, y me cuidaría hasta que volviera a reunirme con él y, así, estar juntos de nuevo para siempre.

martes, 1 de junio de 2010

Adicto

Hola, me llamo Abraham y soy adicto; pero no quiero dejar mi adicción, porque me encanta. Soy adicto a los susurros, a las caricias, a SUS caricias, a sus labios, a sus ojos... Me tiene atrapado y no me suelta, pero yo tampoco quiero irme, me tiene dominado, soy suyo. Puedo incluso a llegar a perder los sentidos con solo una mirada suya, en esos casos ya no hay control, me descontrolo y mi mente vuela, los latidos de mi corazón se aceleran. Otras veces me siento un niño pequeño y sólo quiero jugar y jugar y jugar... y nunca me canso de hacerlo. Enjaulado dentro del paraiso, pierdo la noción del tiempo. Da igual que esté bien, da igual que esté mal, cuando la veo y mi adicción surge todos los problemas se van y me quedo a solas... a solas con ella. Es la mejor adicción del mundo, LA ADORO.

El secreto

(Estos versos los escribí hace algún tiempo y poseen un secreto. Ese secreto está oculto en un texto que escribí también hace tiempo... Quien lo averigüe, sabrá quién ocupa mi corazón)

Aunque mi corazón se vuelva turbio,
banal y triste alma atrapada, en
rabioso y agitado cuerpo, de
ansia viva desesperada.
Habiendo habido amor ya ennegrecido
ahora, solitarias briznas de aire quedan
muriendo en un abismo sin sentido,
y solo una persona veo a mi vera.
Antes de que ella también parta
lejano y sombrío observo mi futuro,
muy pocas cosas le pido a mi alma,
un poco de cariño en este tiempo tan oscuro.

lunes, 31 de mayo de 2010

Cuando se acaba el amor...

Que las historias de amor no duran más de siete años y la crisis se inicia ya en el sexto. Que la pasión incluso la más fuerte, se desvanece. Y el aburrimiento pasa a ocupar su lugar. La costumbre. Y todo parece igual. Apagado. Sin estímulos. Y el amor, ése que se describe en los libros y en las películas, resulta ser una mera fantasía. En ese momento se abren dos opciones: romper o engañar. Para renovarse. Para recordar cómo era esa poderosa sensación que te devoraba el estómago cuando pensabas en él. O en ella. En estar juntos. Y se sigue así, atrapados en un círculo vicioso de hipocresía en el que ninguno de los dos tiene el valor de decirle al otro que el sentimiento ha cambiado, que se ha agotado, que ha desaparecido. Qué tristeza ¿Así es la vida?¿Uno se vuelve así?.

FEDERICO MOCCIA

sábado, 29 de mayo de 2010

Machado

Era una mañana y abril sonreía.
Frente al horizonte dorado moría
la luna, muy blanca y opaca; tras ella,
cual tenue ligera quimera, corría
la nube que apenas enturbia una estrella.

Como sonreía la rosa mañana,
al sol del oriente abrí mi ventana;
y en mi triste alcoba penetró el oriente
en canto de alondras, en risa de fuente
y en suave perfume de flora temprana.
Fue una clara tarde de melancolía.
Abril sonreía. Yo abrí las ventanas
de mi casa al viento... El viento traía
perfumes de rosas, doblar de campanas...
Doblar de campanas lejanas, llorosas,
suave de rosas aromado aliento...
¿Dónde están los huertos floridos de rosas?
¿Qué dicen las dulces campanas al viento?

Pregunté a la tarde de abril que moría:
—¿Al fin la alegría se acerca a mi casa?
La tarde de abril sonrió: —La alegría
pasó por tu puerta- y luego, sombría—:
Pasó por tu puerta. Dos veces no pasa.

domingo, 23 de mayo de 2010

Queda prohibido... (Neruda)

Queda prohibido llorar sin aprender,
levantarte un día sin saber que hacer,
tener miedo a tus recuerdos.

Queda prohibido no sonreír a los problemas,
no luchar por lo que quieres,
abandonarlo todo por miedo,
no convertir en realidad tus sueños.

Queda prohibido no demostrar tu amor,
hacer que alguien pague tus deudas y el mal humor.

Queda prohibido dejar a tus amigos,
no intentar comprender lo que vivieron juntos,
llamarles solo cuando los necesitas.

Queda prohibido no ser tú ante la gente,
fingir ante las personas que no te importan,
hacerte el gracioso con tal de que te recuerden,
olvidar a toda la gente que te quiere.

Queda prohibido no hacer las cosas por ti mismo,
tener miedo a la vida y a sus compromisos,
no vivir cada día como si fuera un ultimo suspiro.

Queda prohibido echar a alguien de menos sin
alegrarte, olvidar sus ojos, su risa,
todo porque sus caminos han dejado de abrazarse,
olvidar su pasado y pagarlo con su presente.

Queda prohibido no intentar comprender a las personas,
pensar que sus vidas valen mas que la tuya,
no saber que cada uno tiene su camino y su dicha.

Queda prohibido no crear tu historia,
no tener un momento para la gente que te necesita,
no comprender que lo que la vida te da, también te lo quita.

Queda prohibido no buscar tu felicidad,
no vivir tu vida con una actitud positiva,
no pensar en que podemos ser mejores,
no sentir que sin ti este mundo no sería igual.

jueves, 20 de mayo de 2010

video



(Lo mejor de esta canción, sin duda, la historia)

¿y ahora qué?

Estoy pensando... Ya no sé qué escribir... Me vienen a la cabeza frases, canciones, personas... Me viene a la cabeza ella. Quizás sea ella la razón por la que ya no escribo tanto. Quizás esté enamorado aunque ella aún no lo sepa... El amor es una sensación única entre dos personas, dos... y no se puede describir por mucho que alguien lo intente. Esas "mariposas en el estómago" cuando estoy con ella, ese rápido palpitar de mi corazón cuando la abrazo, ese "inconsciente" roce entre nuestras manos cuando estoy a su lado... Nada es casual, todo tiene un significado. Pero porqué me resulta todo tan difícil, ¿no puede serlo no? A lo mejor soy yo el que se complica y no es para tanto... o quizás mis razones para no hacer nada tengan un fundamento final. No merece la pena justificarme... Al final siempre pasa lo mismo: nada

El mal de una relación

La felicidad, la amistad, el amor... en esta vida todo es efímero. Durante un momento puedes tenerlo todo y un segundo después te ves bajo la lluvia solo, triste y amargado, y no ves a nadie que te haga salir de ese estado. Observando cómo la vida te da tan fuerte que no puedes casi ni respirar... En este estado es muy dificil ver la realidad, pero si aguantas, aunque sea acompañado de la soledad, al final te das cuenta de que todo es pasajero; e incluso esa mancha negra dentro de ti puede ir desapareciendo con el agua que nace de nuevas amistades, de un nuevo amor y de un nuevo camino que se forja con el tiempo. Incluso la herida más profunda, aunque hayas estado al borde del suicidio y hayas pensado que nada irá a mejor, el tiempo, como la magia, lo curará todo. Al principio parecerá imposible que algo así sane, pero si eres fuerte y aguantas el tirón, puedes salir casi sin darte cuenta incluso estando en soledad. Con el tiempo un nuevo amor surgirá pero, ¿cómo podemos saber si ese amor no nos volverá a hacer daño? ¿y si la historia no es tan bonita como pesamos? ¿cómo saberlo? No hay respuesta, es imposible no sufrir nada en una relación, siempre habrá algo de celos hacia otra persona. Y cuando el amor es muy grande, solo basta un cambio de peinado en el momento preciso, una ducha fuera de tiempo, o un poco mas de maquillaje en un día cualquiera para que el temor a perder a esa persona aparezca y empecemos a dudar. Lo que hagamos en ese instante es lo que nos marcará nuestra futura relación con esa persona.

martes, 18 de mayo de 2010

platónico

¿Nos hemos fijado alguna vez en que muchas veces queremos lo que no podemos tener? Y cuantás mas ganas tenemos, incomprensiblemente, más se aleja "eso" de nosotros y, en consecuencia, más sufrimos por ello. En el amor suele ocurrir que nos enamoramos de personas con las que no podemos estar, principalmente porque a esa persona no le gustamos. Estos amores platónicos son terriblemente tristes. Es cierto que el amor no siempre triunfa pero a veces, sólo por el esfuerzo que hemos invertido en intentar gustarle a esa persona debería bastar. Sabemos que la vida no es de color de rosa, y que nadie nos va a regalar nada, pero es tan triste un amor platónico... Sintiendo la desolación y el abandono en todo momento... Sin ella...

lunes, 17 de mayo de 2010

Etapas

Me acabo de dar cuenta, yo pensé que mi historia era única; lo había pasado muy mal, y creía que muy poca gente había tenido algo parecido a lo que tuve que sufrir yo. Pero nada de eso. Acabo de ver descritas mis etapas en los escritos de un filósofo de hace dos siglos. Todas y cada una de las fases (resentimiento, introyección, sublimación y recuperación) describen los estados que sufrí hace tiempo y que tuve que asumir en soledad. Resulta impresionante que algo así se pueda generalizar y sirva para muchas personas. Mi historia es única y aunque nadie pueda sentir lo que yo sentí, me consuela un poco saber que no he sido el único que ha pasado por algo así, y resulta irónico que se haya generalizado en forma de fases que ayudan a la gente.

Sonríe

Sonríe aunque sólo sea una sonrisa triste, porque más triste que la sonrisa triste, es la tristeza de no saber sonreír.

domingo, 16 de mayo de 2010

Un camino de estrellas

Viajar por la luna... Hacia donde sea, sin rumbo fijo, y si nos perdemos, volver por un camino de estrellas... estrellas de colores... un charquito de estrellas.. que siempre nos guie... para que podamos volver y brillen en la oscuridad, y así siempre siempre siempre podremos retroceder y recojerlas... y si queremos ir por otro camino, porque nos hayamos equivocado, pues las volvemos a esparcir... un caminito de estrellas... pequeñas... que brillen como el sol

Sin título

Ambos estaban en aquel autobús. Él estaba en la penúltima fila, ella justo detrás. Estuvieron juntos tiempo atrás pero decidieron dejarlo, bien por celos, mentiras, terceras personas... nunca se supo verdaderamente lo que ocurrió. Era tarde, ella pensaba que él dormia plácidamente, no quería hacerle más daño, sabía que había sufrido mucho, y en aquella oscura esquina del autobus sucedió algo que jamás olvidaría. Inocente, ella pensó que se había vuelto a enamorar, aquel nuevo muchacho con el que se besó quizás fuera mejor que el que dormía delante suya, pero eso nunca lo sabría. El destino, Dios, o un fortuito bache en la carretera hizo que él se despertara. Se sentía solo y algo desorientado, fue entonces cuando lo vió y sintió cómo un escalofrío le recorría todo el cuerpo. Aún la amaba, no había pasado tanto tiempo como para olvidarla, no, y no le parecía bien lo que ocurría en aquel lugar. Casi como un acto reflejo y sin pensar, manifestó su enfado con fuerza en forma de puñetazo directo a la mejilla del muchacho y volvió a su sitio.
La gente dice que esas cosas se hacen sin pensar, que se fabrican a raíz de la rabia y el enfado, y quizas fuera así; pero no, él no, no se sabe cómo ni porqué pero, al volver de nuevo a su sitio después de haber atestado el enérgico puñetazo, él pensó, y lo hizo sabiendo que aquel momento quedaría para siempre en su memoria, para bien o para mal. En ese momento único, no le embarga el temor ni la desesperación, simplemente es más consciente de todo cuanto le rodea, y comenzo a pensar... ¿se arrepentiría de lo que había hecho, o tal vez lo asumiría de un modo sensato? Un pensamiento se abrió paso en su cabeza: ¿se arrepentiría de no haber llegado aún mas lejos?
Y sin más dilación se colocó de un modo erguido y empezó a dar golpes contra el muchacho indefenso; él estaba de pie y, con esa ventaja, con ira, furia, con ese disgusto, y con total ensañamiento hacia su víctima le dejo un ojo morado, un diente perdido y un fuerte dolor de costado. Después volvió a su sitio con los nudillos de las dos manos doloridos y dos tristes lágrimas abriéndose paso en sus mejillas.
Esta historia no tiene moraleja, no hay final feliz. Sólo queda saber si él acabó cargando con el peso del arrepentimiento, si verdaderamente desearía cambiar lo que pasó en aquel autobús, pues bien, la respuesta es no, no se arrepiente de lo que hizo, pero tampoco le agrada tener el recuerdo en su mente, esa carga vivirá siempre con él, y cuando pase el tiempo y el dolor no duela tanto escribirá una carta en la que relatará esta historia como si fuera un cuento inventado que sólo él sabrá que es verdad y que es algo que nunca asumirá.

Una pagina mas

Querido diario:
La amaba, a veces ella tambien me quería. Queria estar siempre con ella, me encantaban sus grandes ojos marrones, su pelo, a veces lacio y a veces rizado, ese lunar en su cadera en forma de mariposa... Ese último adios quizás fuese innecesario: no quería estar conmigo, venía tarde y se iba temprano, y no hablaba más de lo necesario. Lejos quedaban aquellos tiempos de amor mutuo, en los que ambos nos divertíamos, jugábamos y bromeábamos con el futuro. Pero las historias bonitas sólo existen en los cuentos de hadas, y aquello de comer perdices no era para ella. Hice todo para evitarlo pero el fin tenia que llegar, antes o después. Quizas algún día me quite esa estaca que se clavó en mi corazón, pero sus astillas siempre estarán clavadas. Aún no se cómo lo superé, ni de dónde saco los ánimos para redactar estas líneas. Supongo que debido a un recuerdo, una astilla se ha clavado un poco mas en mi corazón y ahora sólo espero que mi razón sea capaz de sacarla para sobrevivir un poco mas antes de entregarme a la muerte.

Directo

Dime algo, ¿de quien estas enamorada? ¿quien te gusta? Puede ser esa cancion que hace que te sientas bien contigo misma y te llena de felicidad, pueden ser esas lineas que lees todos los dias y que expresan tus sensaciones y sentimientos, puede ser ese chico que pasa todos los dias por tu calle y que esperas que un dia se pare bajo tu ventana y te diga que te ama, o quizas lo que te enamore sean los ojos de ese otro chico estupido al que ves todos los dias y al que no soportas. En cualquier caso deseo que todo lo que te enamore te haga profundamente feliz, y disfrutes todo el tiempo que puedas. Mucha suerte en ello.

viernes, 14 de mayo de 2010

Un amor..

Si te digo que te quiero te estaría mintiendo, porque lo que yo siento por tí nadie en el mundo lo ha estado sintiendo. Desde el primer momento en que te vi supe que eras única: tu pelo, tus ojos... toda tú. Esa sonrisa que te caracteriza y que hace que otra sonrisa aparezca en mi rostro... Abrázame, quiero sentir tu cuerpo contra el mío y fundirme contigo en una sola persona, y permanecer así hasta el ocaso de los tiempos. Sentir que el mundo se acaba, pero tenerte a ti, sentirte a todas horas en mi pensamiento, sentir que puedo perderte y solo de pensarlo morir de pena, sentir que si no puedo estar contigo nada tiene sentido. Y si no puedo sentirte, quedare prisionero de un mundo que solo me deja sufrir soñando contigo.

Promesas

No te ofendas, pero eso mismo decía ella: " No, yo no me iré con otro, te quiero a tí, te querré siempre..." Porqué tantas mentiras, porqué tantos engaños. Odio a esas personas. Depende de la ocasión y si les conviene pueden decir tantas cosas que, quizás queden bien en el momento, pero con el tiempo se convierten en falsedades tan grandes... Si vas a hacer algo así alguna vez, no lo hagas, o por lo menos no conmigo, da igual si la ocasión te lo pide, antes de decirme algo que no sabes con seguridad si se cumplirá o no deja el momento en el aire y no te preocupes. No dejaré de quererte por eso.

lunes, 10 de mayo de 2010

Amig@s

El destino. Él es el culpable de todo lo que nos pasa. ¿qué facil no? recurrir a él para asumir todo lo que ocurre en la vida. En el ámbito social he conocido a mucha gente, algunos son amigos, algunos son grandes amigos, algunos muy graciosos, algunos reservados, a algunos llegué incluso a conocerlos demasiado, y a otros me gustaria haberlos conocido un poco más... Pero la verdad es que no me arrepiento de haber conocido a todas esas personas. Ahora quisiera imaginarme otra vida, a la gran mayoria de esas personas las he conocido gracias al instituto pero, ¿y si el destino lo hubiera cambiado? ¿y si yo no hubiera sido aceptado en este instituto y hubiera tenido que ir a otro? Probablemente hubiera conocido a otras personas pero ¿me hubiera ido mejor? ¿o peor? Al imaginarme esta vida cambian demasiadas cosas, no es posible saber qué hubiera pasado en ese caso, ¿ y si me hubiera convertido en un idiota insensible de los que abundan últimamente? En ocasiones, con mucho empeño, podemos cambiar algo ocurrido en el pasado y forjar un nuevo destino, con sus consecuencias y con nuevas ocasiones para conocer nuevos amigos que ¿quién sabe cómo serían? Aun así, no me arrepiento de la vida que me ha tocado, es más, me gustaría descorchar una botella para brindar por todos aquellos que me hicieron feliz a la luz de las estrellas.

Pensamientos...

Cómo puede una persona estar con alguien que no le ama, que no se preocupa, que sólo la quiere por conveniencia... Yo creía que estas cosas sólo se daban en el cine pero, ¿en la vida real? ¿acaso no se percata de nada? ¿o le ama tanto que no le importa que no le quiera? No puede ser, escapa a mi razón. Si el amor no es mutuo no entiendo cómo puede surgir algo entre dos personas, pero al parecer existe, en esos casos creo que uno sufre más que el otro y toda la relación es una mentira. No hay futuro, porque el amor surge desde el principio, no va apareciendo con el tiempo, y aunque se diese el caso y apareciese, también se desvanece con él. No hay futuro.

Para esa persona especial

A veces hace falta un porqué para las cosas. Otras veces simplemente se asumen como ciertas. Tú eres especial, da igual que te lo creas o no, yo te veo así, lo asumo, aunque tu me jures lo contrario, y aunque todo el mundo intente convencerme de que no es así, es de estas cosas que cuando las ves, te das cuenta, porque yo siempre creeré lo que desde un principio me dijo el corazón.
Dicen que la especialidad de una persona se mide por lo que las demás piensen de ella, pues bien, mi opinión es que eres una de las mejores personas que he conocido en mi vida, y a pesar de que aún me queda mucha vida por vivir, tu siempre serás la primera gran amiga especial que conocí, y tendrás ese lugar irreemplazable en mi memoria. Gracias por todo.

Un mundo

Un mundo. Es lo que cuesta a veces mantener un secreto. A veces cuesta un mundo... No porque sea malo o vaya a hacer daño a la gente, sino por el daño que puede causar en uno mismo, porque en ocasiones, el no contarlo también puede causar estragos en la persona, hay que aprender a guardarse ciertas cosas uno mismo. En caso contrario, pueden perderse valores como la confianza, la lealtad o el respeto hacia mucha gente que colocaron la esperanza en una sola persona. Un mundo tan grande... cuesta a veces tanto ese secreto...

domingo, 9 de mayo de 2010

Si esto no es amor, ¿qué es entonces?

Estoy perdiendo. Lo estoy perdiendo todo por ella, y eso que ni siquiera está conmigo. Y a pesar de que me estoy dando cuenta no hago nada para evitarlo. Me tiene atrapado en su corazón, no me suelta, pero yo tampoco quiero irme. Me estoy aislando de todo cuanto antes me rodeaba, ahora sólo me importa ella. No tengo más que pensar en ella para que una sonrisa aparezca en mi rostro. Ya no escribo como antes incluso, aunque empiece a escribir un texto triste o melancólico enseguida aparece ella en mi cabeza y hace que el texto se vuelva dulce y no paro de hablar de lo que me inspira, de mis emociones cuando hablo con ella, y de lo que siento las pocas veces que la veo.

(Este texto no es actual, lo escribí hace algún tiempo, no es lo que siento ahora)

Tu ángel guardián

¿Acaso sabes amada mía,
lo que en estos momentos de amor sincero,
yo, tu ángel guardián, te diría?

Quisiera que mis alas envolvieran tu cuerpo de seda,
quisiera ver mis plumas rodando por tus caderas,
quisiera que nuestro corazón nunca tuviese toque de queda,
y quisiera enamorarte, volando por el cielo de la tierra,
y llevándote hasta nuestra estrella.

Dolor...

Un hombre definió una vez a la muerte como un doloroso remedio que al dolor deja inerte. Y llevaba razón, porque todo el mundo tiene momentos de dolor en la vida: un día estás tan feliz en la vida, y de repente te viene a la mente el color de sus ojos, su sonrisa, el olor de su pelo... Y un segundo después estás revolcándote en tu propia mierda, y sólo sientes dolor. Un dolor inmenso, inabarcable, despiadado... un dolor hijo de puta que se ensancha y no te deja vivir. Porque cuando una historia acaba, el dolor es proporcional a la belleza de la historia que se ha vivido. Y si hay que recurrir al suicidio para aplacar ese dolor, la única certeza es que la historia ha sido muy bella.

Esa persona...

Supuestamente, cuando llevamos un mal día, queremos tener la esperanza de que mejorará, de que ocurrirá algo que nos animará, para sentir que nos hemos levantado con un propósito mayor que sólo el de "hacer bulto", supuestamente. Pero la realidad es que hay muy pocas cosas en este mundo que pueden hacer que un día mejore. Todo nos cae mal, cualquier comentario que hagan parece que nos molesta y, sin querer, molestamos a los que nos rodean también. Quizás sólo hay algo, o alguien, que puede hacer que el día resplandezca, pero cuando esa persona ya no esté, ¿Qué pasará?

sábado, 8 de mayo de 2010

¿La perfección?

Este es una conversacion de la película "El indomable Will Hunting". Me ha resultado llamativa/curiosa y espero que guste:


Mi mujer se tiraba pedos cuando estaba nerviosa, tenia esos pequeños detalles que la hacían maravillosa, se tiraba pedos mientras dormía, una vez soltó uno tan fuerte que despertó al perro, ella se despertó y dijo ¿Has sido tu? y le dije que si.

Lleva muerta 2 años y solo recuerdo estas tonterías, son maravillosas sabes, estos pequeños detalles son una de las cosas que hacen falta, las pequeñas idiosincrasias como yo las llamaba, la convertían en mi mujer y ella sabia muchas cosas sobre mi, conocía todos mis pecaditos, la gente llama a estas cosas defectos pero no lo son, son lo mejor. Nosotros escogemos a quien dejamos entrar en nuestro mundo.

No eres perfecto amigo y la chica que conociste tampoco es perfecta, lo único que importa es si son perfectos como pareja, esa es la clave, la intimidad se basa en eso.

La paradoja de "Porqué las cosas son así"

Para ilustrar la necesidad de preguntarse el por qué de las cosas, la necesidad de cuestionarse lo establecido, la necesidad de conocer las propias creencias y desafiarlas regularmente, contaré la paradoja de los monos y los plátanos:

En un experimento se metieron cinco monos en una habitación. En el centro de la misma ubicaron una escalera, y en lo alto, unos plátanos. Cuando uno de los monos ascendía por la escalera para acceder a los plátanos, los experimentadores rociaban al resto de monos con un chorro de agua fría. Al cabo de un tiempo, los monos asimilaron la conexión entre el uso de la escalera y el chorro de agua fría, de modo que cuando uno de ellos se aventuraba a ascender un busca de un plátano, el resto de monos se lo impedían con violencia. Al final, e incluso ante la tentación del alimento, ningún mono se atrevía a subir por la escalera.

En ese momento, los experimentadores extrajeron uno de los cinco monos iniciales e introdujeron uno nuevo en la habitación.

El mono nuevo, naturalmente, trepó por la escalera en busca de los plátanos. En cuanto los demás observaron sus intenciones, se abalanzaron sobre él y lo bajaron a golpes antes de que el chorro de agua fría hiciera su aparición. Después de repetirse la experiencia varias veces, al final el nuevo mono comprendió que era mejor para su integridad renunciar a ascender por la escalera.

Los experimentadores sustituyeron otra vez a uno de los monos del grupo inicial. El primer mono sustituido participó con especial interés en las palizas al nuevo mono trepador.

Posteriormente se repitió el proceso con el tercer, cuarto y quinto mono, hasta que llegó un momento en que todos los monos del experimento inicial habían sido sustituidos.

En ese momento, los experimentadores se encontraron con algo sorprendente. Ninguno de los monos que había en la habitación había recibido nunca el chorro de agua fría. Sin embargo, ninguno se atrevía a trepar para hacerse con los plátanos. Si hubieran podido preguntar a los primates por qué no subían para alcanzar el alimento, probablemente la respuesta hubiera sido esta “No lo sé. Esto siempre ha sido así”.

martes, 4 de mayo de 2010

Una gran pérdida

Se han ido, ya no volveran hasta... nadie sabe cuando. Ellas eran las únicas que me podían ayudar a salir a delante y de hecho aguantaron mucho conmigo pero al final siempre me dejan, no sé que les haré para que pasen de mí. Durante un tiempo estas bien pero cuando se van empiezan a empeorar las cosas y nada es igual. La pereza y la desgana irrumpen en nosotros y todo se vuelve soso a no ser que encontremos algo que hacer para estar entretenidos. Pero siento que esta vez no volverán, ha sido todo tan rápido... Y ahora, acompañado de mucha gente a la que también abandonaron, les llevo flores a su lápida, en la que tristemente leo una cita grabada en la piedra que dice así: "aquí yacen las ganas de estudiar".

lunes, 3 de mayo de 2010

"Sin palabras"

- ¿Qué te pasa?
- Que la necesito...
- ¿Y qué pasa por éso?
- Que yo NUNCA había necesitado NADA.

Verdad universal

Es casi imposible darse cuenta de que a uno no le quieren cuando se está enamorado de quien cree que le quiere.

...

Está saliendo a la luz. Poco a poco la gente se va dando cuenta. La quiero, ya no hay duda. Estoy profundamente enamorado. Ya incumplí mi primera regla: hice algo que me afectará a mí, y me recordará a ella cada vez que lo mire, para bien o para mal. Le hice una poesía, con su nombre y el mio en versos acrósticos, aunque nadie lo sabe aún. Ahora temo que ella se adelante, sé que tengo que decírselo, pero debo estar con ella cara a cara y saber que ella también me quiere. Mi alma se a puesto color de amor, desde que la conozco se ha vuelto mi musa, mi luna en el cielo, la diosa de mi mundo... y no puedo cometer el error de no decírselo. No otra vez...

Cuántas oportunidades desperdiciadas...

¿Pueden realmente unas palabras hacer que nos sintamos mejor cuando estamos tristes o desanimados? Es tan difícil hacer que alguien se sienta mejor cuando no se encuentra bien anímicamente. Saber encontrar las palabras adecuadas es casi imposible, sobre todo si se trata de la chica que te gusta; no sabes qué decir, se te escapa un leve tartamudeo... y al final acabas haciendo el tonto y sin consolarla.


"Las oportunidades marcan nuestra vida, incluso las que dejamos escapar"

Amores

Los amores imposibles son los que más duelen. Ver a la amada día tras día sin poder evitarlo, y sabiendo que nunca estará ahí con nosotros cuando haga falta porque la realidad es que no nos ama, es un gran tormento. Por eso no me gustan los amores imposibles, sino los improbables. Éstos dejan un mínimo de esperanza en la persona.
El 12-1 contra Malta era improbable pero sucedió, el hombre en la luna, agua en marte... Todo ello era improbable y aun así acabó pasando. ¿En el amor no podría pasar lo mismo?

Los amores a primera vista son los que más duran, los improbables son los otros. Cuando conocemos a una persona, las primeras palabras, la primera mirada... todo tiene un significado para los dos. Desde el primer momento, nuesta alma se pone color de amor cuando estamos con ella, aparecen sonrisas, cosas en común, y se forma una burbuja que nos aísla del resto del mundo, y dentro de ella un vínculo que va más allá de lo que podemos ver normalmente. Es entonces cuando la razón se colapsa y no atiende a razones. El corazón se apodera de todo, la emoción se vuelve tan intensa que el cuerpo no logra contenerla y los sentimientos se vuelven poderosos. Así que si esto no es amor, ¿qué es entonces?

Todo depende de ella

Aquí estoy, sintiéndome distinto en cada instante. Alegría, tristeza, rabia... Resulta curioso cuando se nos ofrece un sueño, cuando la euforia nos absorbe, cuando estamos llenos de vitalidad y sentimos que podemos hacer cualquier cosa que nos propongan. Así me siento yo en este instante. En realidad, no se que me impide en este momento levantarme, salir por esa puerta, ir a encontrarme con ella y robarle un beso. Sólo un beso, es tan simple... Y en ese instante, únicamente a partir de ese momento comenzará la más feliz o la más amarga de mis horas.

Una maldición

Resulta curioso cuando conoces a alguien, la primera mirada mutua, las primeras palabras... Sin saber si algún día esa persona podrá marcar un antes y un después en tu vida. Nuestras reacciones son espontáneas, y no pensamos en un futuro lejano, sólo en si eso o no guapa y en si tenemos alguna posibilidad con ella.
Pero, ¿y si se pudiera saber? Si con sólo esa mirada pudieramos saber cómo transcurrirá la relacion con esa persona, ¿no sería fantastico? ¿o quizás seria una maldición...?

sábado, 13 de febrero de 2010

El inteligente ser y su presa

El inteligente ser se agazapó en la oscuridad. No quitaba los ojos de su presa. La observaba, cada movimiento de su cuerpo era cuidadosamente analizado. A su alrededor no había nadie que mostrara intenciones de ir a por ella, así que pudo planificar su ataque libremente: Cambió su posición para estar a su espalda y sin que ella se diera cuenta, se acercó sigilosamente, intentando que no se fijara hasta el último instante, cuando ya fuera demasiado tarde. Pero cuando sólo le faltaban unos centímetros para tenerla delante, ella se volvió. Un momento de confusión embargaba ambos cuerpos, lo que hiciera en ese instante podría ser definitivo; aunque ella quisiera, no hubiera podido huir, una mirada bastó para paralizarla y él, haciendo acopio de sus poderosas armas se lanzó a por la presa. El hombre cogió a la mujer y la besó apasionadamente.

viernes, 29 de enero de 2010

Piropo

Si fuera cazatesoros
iría siempre detras de ti,
pues en la vida el mayor botín
son tus bonitos ojos.

jueves, 21 de enero de 2010

Retales de una relación

Esta noche
a pesar de que ha pasado el tiempo,
me acuerdo de ti.
No vivo en un cuento,
y tampoco creo haber muerto,
pero no sé si soy feliz.

A veces recuerdo,
y te imagino,
y me pregunto si tu también pensarás en mi,
no sé si hicimos lo debido,
sólo sé que te quise hasta morir.

Ahora que nuestra historia,
esa que con amor cultivamos,
yace sólo en la memoria,
te aseguro que me la arrancaría de cuajo
y creer que todo nuestro pasado
fue un triste sueño ya olvidado.

Porque nunca se cerrarán estas heridas,
las astillas en mi corazón siempre estarán clavadas,
es entonces cuando pienso en todo y en nada,
y no encuentro sentido a este mundo tan frívolo
que sólo piensa en cómo hacer las peores putadas.

Y ahora, saco fuerzas de flaqueza,
para componer con firmeza
unas letras que sé si algun dia leerás,
pero que, como podrás observar,
escritas con total crudeza,
quedarán por siempre para nuestra posteridad.

lunes, 18 de enero de 2010

Mi lucha eterna

Sé que buscamos lo mismo,
pero de maneras distintas,
te lo escribo para que quede claro,
por mis venas corren ríos de tinta.

Hoy apenas creí oir
que habías llegado a la meta.
no creas que me lo creí,
sigo pensando que escribe un proxeneta por ti.

Estas líneas te dedico,
y sí, eres tu,
no te lo digo bajito,
puedo gritarlo desde aquí al Katmandú.

Porque quiero elimiarte,
borrarte del mapa,
y ten seguro que lo haré rimando
y no como otros: con un lanza-papas.

Detrás de tí irán cayendo
como hojas secas,
todos los demás rapers
que ahora mismo lo intentan.

Ojo, esto no lo hace cualquiera:
es misión a la vez que maldición
y hasta el día en que me muera.

Mi lugar

En el sitio más recóndito de Alcalá
tengo un lugar de odio y de furia
y un mar que siempre escucha
cuando quiero hablar.

En él escribo mi poesía
y es donde acudo
cuando veo a mi alma
un poco marchita.

En soledad me deshinibo
y desde las alturas
me siento positivo.

Quisiera correr, gritar,
saltar, llorar...
sobrevivir un día más
y alcanzar esa plenitud
para sentirme un poco más especial.

A pesar de que una persona
tiempo atrás estuvo en el lugar,
curiosamente no lo supo valorar,
y los bellos momentos que allí vivimos
desgraciadamente, se esfumarán.

Cuando nieva se engrandece,
al atardecer
parece que el mundo se acaba
y tras una lenta fluidez,
todo se queda en calma.

En definitiva,
allí paso mi tiempo de relax,
esperando algún día,
compartirlo un esa persona especial,
que llena mi vida por ahora
con sonrisas y amistad.

Qué sabrás tú...

Qué sabrás tú
de una vida en soledad,
si nunca has sido pasto
de la más cruda realidad.

Que sabrás tú
de una canción que me anima,
si mi música era toda
siempre muy aburrida.

Qué sabrás tú
de una historia sin comprender,
tú, que vives inmersa
en tu cuerpo de mujer.

Qué sabrás tú
de un instante de placer,
algo que en la vida
supiste ver.

Qué sabrás tú
de un tiempo invertido
nostalgia de un amor divino.

Qué sabrás tú, mujer,
de un ayer que ya no existe
si tardé tanto en comprender
que con otro te fuiste,
que no quise vivir más
y a bordo de una balsa,
con una esclava de plata
y un corazón de cristal,
me arrojé de nuevo
a la cruda soledad.

23

Sobre mi corazón de cristal
dejaste una carga tan pesada,
que después de desequilibrar (se)
pasaron ninfas y hadas,
criaturas que vagaban por el limbo,
caballeros con espadas...
incluso dioses del Olimpo.

Buscando cada pedazo perdido,
recomponiendo cada trodo partido,
entre todos intentamos reconstruirlo
para no perderme en el olvido.

Pero un fragmento desapareció,
mi alma por todo el mundo lo buscó,
hasta que, al final, falleció.

Mi amor se desvaneció
y en mi lecho de muerte comprendí
que, en tu corazón,
que antes habia fuego y ahora sólo carbón,
estaba aquello que se perdió
y que al final me mató,
condenándome a la peor muerte de todas:
la muerte por amor.

Mi corazón

Si por un casual mi bella dama,
sientes un corazón latir
tan veloz como una bala,
tan penetrante como una mirada,
y bombeando rimas para ti,
es el mío directo como una estaca
lanzada al corazón de drácula
desangrando versos hasta morir.

Porque el amor verdadero
resuena en los confines de lo eterno,
y penetra más que el miedo
sobre el hueso del hombre ebrio.

Porque sin ti, tu voz,
tus ojos tu cuerpo...
no percibo el calor
de mi corazón yerto.

Anochece

Noche que avanza, que discurre
de estrellas ocultas en lo alto.
Noche ligera, con un gran manto
de nubes alegres
sobre el cielo flotando.

Noche de llamadas,
de encuentros clandestinos,
noche mágica de besos
como inocentes niños.

Y de repente,
noche de luna,
de luz incandescente
romántica y, como no, ardiente.

Noche de lucha,
de mucha fantasia
donde sólo la luna escucha
una pasión que se creía perdida.

Y al terminar,
noche cálida,
de hojas que bailan,
de brisa en la cara
y almas en llamas.

Y al pasar el tiempo,
noches de celos,
de lamentos
y un corazón yerto,
que se lanza directo,
y ya sin nada que perder,
hacia una noche pálida,
para nunca más,
volvera a ver amanecer.

13

Te confieso que la quiero, que la adoro
que la añoro cuando estoy solo,
y cualquier instante a su merced
se convierte en un momento de placer.

Es verdad que de mi corazón es reclusa,
para el poeta una bella,
para el rap mi musa.

Quisiera llevarla,
transportarla al cielo,
que se acabe el mundo,
que se pare el tiempo,
solos ella y yo, juntos,
y delante el universo,
para escribir unidos,
este último verso.

Mi oro

Nuestra relación a comenzado,
tú y yo agarrados de las manos,
somos dos tontos enamorados
con dos destinos entrelazados.

Pero tengo un problema:
temo esta ternura,
ahora que nuestra aventura
es una historia verdadera,
¡deseo tanto que seas sincera!

Porque te quiero, te adoro
te lo cuento todo
y no quiero despertarme un día
y observar mi corazón roto.
Sé que esto puede durar,
tienes todo mi apoyo,
y aunque me ofrezcan diamantes,
te escojo a ti: mi oro.